Bombeo mediante energía solar

Cómo un fabricante de bombas se convirtió en el principal impulsor de los sistemas de suministro de agua alimentados por energía solarFOTOGRAFÍA: Una mujer toma agua de un sistema SQFlex de Grundfos alimentado por energía solar en Kirguistán.
Bombeo mediante energía solar

Grundfos lleva 30 años suministrando sistemas independientes de suministro de agua alimentados por energía solar. Lo que comenzó como un proyecto para “hacer lo correcto” se ha transformado en un gran mercado a escala internacional.

Una nueva torre de agua almacena agua potable en un pueblo de la provincia de Chitwan (Nepal).

Corría el año 1982. Por aquel entonces, hacían su aparición los primeros discos compactos (CD), se lanzaba al mercado el ordenador Commodore 64 de 8 bits y Michael Jackson lideraba las listas de éxitos musicales con “Thriller”.

En esos años, el mundo funcionaba básicamente con petróleo. Las bombas eran como cualquier otro equipo mecánico: funcionaban con electricidad, cuyo origen a nadie le importaba.

Sin embargo, en sus oficinas de Dinamarca y California (EE.UU.), Grundfos ya había analizado los elevados precios del petróleo y las preocupantes emisiones de dióxido de carbono, y la facilidad de acceso a una fuente de energía limpia y renovable: el sol.

30 años después, Grundfos es uno de los líderes del mercado de las soluciones de bombeo alimentadas por fuentes de energía renovables. Una gran parte de la gama de productos de Grundfos puede funcionar con energía solar y eólica, lo que permite a los habitantes de algunos de los lugares más remotos del planeta acceder a agua limpia. Ahora que el uso de las energías renovables se ha generalizado, las bombas que aprovechan la energía solar y eólica se emplean en aplicaciones a pequeña y gran escala en industrias de todo el mundo.

FOTOGRAFÍA: Una nueva torre de agua almacena agua potable en un pueblo de la provincia de Chitwan (Nepal). Grundfos suministró los primeros sistemas de bombeo eléctricos a dos pueblos de esa región. Los sistemas están alimentados por energía solar (más de 30 años después de las primeras incursiones de la compañía en el campo de las energías renovables).

Un inicio precoz
Grundfos comenzó a trabajar con las energías renovables mucho antes de que estas resultaran rentables. Tras la crisis internacional del petróleo de los años 70 del siglo XX


Grundfos se introdujo en el mercado de la energía solar años antes de que ese mercado se convirtiera en una realidad.

David McMillan, director comercial regional de Grundfos

Jens Ove Frederiksen, director regional sénior de desarrollo de productos de Grundfos, participa en la procesión celebrada por los aldeanos de la provincia de Chitwan (Nepal) con motivo de la inauguración de uno de los dos sistemas de suministro de agua alimentados por energía solar.

(en la que el mundo se dio cuenta de que las reservas de petróleo no eran infinitas), Grundfos comenzó a experimentar con la energía solar.

En 1982, la empresa participó en un concurso de desarrollo de sistemas de bombeo mediante energía solar patrocinado por el programa de desarrollo de la ONU. Grundfos había diseñado una bomba sumergible alimentada por energía solar con un inversor que transformaba la corriente continua de los paneles solares en corriente alterna que hacía funcionar la bomba. El proyecto creció hasta transformarse en un sistema completo alimentado por energía solar que podía suministrar agua potable limpia a un pueblo de 1,000 habitantes.

FOTOGRAFÍA: El brillo del sol. Jens Ove Frederiksen, director regional sénior de desarrollo comercial de Grundfos, participa en la procesión celebrada por los aldeanos de la provincia de Chitwan (Nepal) con motivo de la inauguración de uno de los dos sistemas de suministro de agua alimentados por energía solar.

El inversor se consideró un dispositivo de alta tecnología y recibió el reconocimiento del Banco Mundial en un informe por su enorme superioridad respecto a otros proyectos. Sin embargo, su potencial de mercado fue muy limitado. Los mercados consideraban que los paneles solares eran sistemas voluminosos e ineficientes. Únicamente se vendieron entre 200 y 300 sistemas por año, en su mayoría para proyectos de cooperación en países en vía de desarrollo.

David McMillan, director comercial regional, señala que la decisión original de crear bombas alimentadas por energías renovables no se basó en las ventas, sino en la innovación.

“Grundfos se introdujo en el mercado de la energía solar años antes de que ese mercado se convirtiera en una realidad, ya que sabíamos que llegaría un día en que sería enorme”, afirma McMillan.

Energía para países en vías de desarrollo
Las regiones con redes eléctricas poco fiables (como las de los países en vías de desarrollo) comenzaron a utilizar las bombas alimentadas por energía solar de Grundfos en los años 80 y 90 del siglo XX.

El flujo natural de las cosas. Jens Ove Frederiksen (con camisa blanca), de Grundfos, y Lone Pedersen, de la ONG danesa Jysk Landsbyudvikling, abren el grifo de una fuente durante la ceremonia de inauguración de uno de los sistemas de suministro de agua alimentados por energía solar de Chitwan (Nepal). La ONG y la Fundación Poul Due Jensen (accionista mayoritaria de Grundfos) colaboraron en este proyecto.
FOTOGRAFÍA: El flujo natural de las cosas. Jens Ove Frederiksen (con camisa blanca), de Grundfos, y Lone Pedersen, de la ONG danesa Jysk Landsbyudvikling, abren el grifo de una fuente durante la ceremonia de inauguración de uno de los sistemas de suministro de agua alimentados por energía solar de Chitwan (Nepal). La ONG y la Fundación Poul Due Jensen (accionista mayoritaria de Grundfos) colaboraron en este proyecto.
Datos del proyecto de suministro de agua mediante energía solar de Chitwan (Nepal)

Jens Ove Frederiksen, director regional sénior de desarrollo comercial, señala que el interés por estas bombas creció posteriormente en la zona del denominado “cinturón solar”, formado por regiones próximas al ecuador que disponen de luz solar en abundancia.

Más recientemente, en 2008, la compañía fundó Grundfos LIFELINK, una organización que ofrece soluciones sostenibles de suministro de agua a los países en vías de desarrollo. Esta empresa instala bombas alimentadas por energía solar, torres de agua y estaciones de suministro de agua en lugares remotos. Los habitantes de esos lugares pueden comprar “créditos” con sus teléfonos móviles y utilizarlos para conseguir agua potable.

FOTOGRAFÍA: Datos del proyecto de suministro de agua mediante energía solar de Chitwan (Nepal).

Al igual que la bomba alimentada por energía solar desarrollada en 1982 recordaba al ordenador Commodore que se lanzó al mercado ese mismo año, los nuevos sistemas alimentados por energía solar se parecen a los iPad actuales.

David McMillan, director comercial regional de Grundfos

Tal como señala McMillan, en muchos proyectos de suministro de agua en regiones en vías de desarrollo, los sistemas no se someten a un mantenimiento correcto y quedan fuera de servicio después de algunos años. El sistema de pago de LIFELINK garantiza que las bombas generen ingresos para realizar su mantenimiento y conservación. En 2012, Grundfos LIFELINK recibió el premio mundial de empresa y desarrollo en Río +20, la conferencia de la ONU sobre desarrollo sostenible.

Los sistemas de bombeo alimentados por energías renovables, como los utilizados por Grundfos LIFELINK, liberan a las mujeres y los niños de la carga que supone tener que dedicar muchas horas del día a bombear y transportar agua, indica McMillan. Los niños pueden acudir a la escuela, las mujeres pueden trabajar y los pueblos prosperan gracias a la disponibilidad de agua corriente limpia.

“La energía solar sustituye a la energía manual”, indica McMillan. “Una mayor disponibilidad de agua conlleva una mejora de la calidad de vida de todos los habitantes de la región”.

David McMillan, director comercial regional de Grundfos, señala que la decisión original de crear bombas alimentadas por energías renovables no se basó en las ventas, sino en la innovación.

Uso generalizado de energías renovables
La combinación de mayor eficiencia, rentabilidad y capacidad es la que llevó a Grundfos Renewables a los mercados comerciales. Frederiksen señala que, hasta 2002, el 80 % de los productos se vendieron a países en vías de desarrollo. En la actualidad, los sistemas alimentados por energía solar y eólica se utilizan cada vez más en aplicaciones industriales y agrícolas fuera de esos países.

El lanzamiento del sistema SQFlex en el año 2002 supuso un punto de inflexión para Grundfos Renewables. El sistema SQFlex incluye un inversor en el interior del motor de la bomba, lo que facilita su instalación y uso.

Además, los costes asociados a las energías renovables disminuyeron. En la década de los 80 del siglo XX, el coste de la instalación de paneles solares por vatio de energía generada era de 20 dólares estadounidenses, mientras que en la actualidad es inferior a 2 dólares. Esto hace que el bombeo de agua mediante energía solar resulte más rentable para las explotaciones agrícolas, los campos de golf, los hoteles y las bodegas de todo el planeta.

FOTOGRAFÍA: David McMillan, director comercial regional de Grundfos, señala que la decisión original de crear bombas alimentadas por energías renovables no se basó en las ventas, sino en la innovación.

El tamaño de los sistemas que pueden aprovechar la energía solar también está cambiando. El lanzamiento al mercado del inversor de energía solar renovable (RSI) en 2013 hizo posible utilizar la energía solar en proyectos de mayor envergadura que hasta la fecha. Mientras que un sistema SQFlex puede bombear hasta 80,000 litros al día, el inversor RSI permite utilizar bombas sumergibles con una capacidad de hasta 500,000 litros al día.

McMillan explica que esta tecnología aún tiene margen de mejora a medida que las bombas y los sistemas alimentados por energía solar se vuelvan más grandes y eficientes. Además, señala que, al igual que la bomba alimentada por energía solar desarrollada en 1982 recordaba al ordenador Commodore que se lanzó al mercado ese mismo año, los nuevos sistemas alimentados por energía solar se parecen a los iPad actuales.

McMillan afirma que la decisión de los líderes de Grundfos de avanzar en esta dirección hace ya más de tres décadas pudo resultar arriesgada desde el punto de vista empresarial, pero fue auténticamente visionaria.

“¿La inversión en sistemas de energías renovables era la mejor opción en ese momento en términos de potencial de comercialización inmediata? Probablemente no. Pero desde el punto de vista de ‘hacer lo correcto’, no cabe ninguna duda de que lo fue”, señala. “Vivimos en unos tiempos en los que el ahorro económico y energético tiene mucho sentido desde el punto de vista medioambiental y, en muchos casos, también desde una perspectiva empresarial”.

- Redactado por Stephanie Bergeron Kinch

Habitantes de un pueblo nepalí llenando recipientes con agua limpia suministrada por el sistema de bombeo alimentado por energía solar de Grundfos.
FOTOGRAFÍA: Habitantes de un pueblo nepalí llenando recipientes con agua limpia suministrada por el sistema de bombeo alimentado por energía solar de Grundfos.
Folleto sobre energía solar
Catálogo

Para obtener más información sobre los sistemas de energía solar y energías renovables de Grundfos, descargue el folleto Water Supply Using Clean Energy, Grundfos Solar Submersible Pumps (Suministro de agua mediante energías limpias: bombas sumergibles alimentadas por energía solar de Grundfos).





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati