Profundizando en la rehabilitación energética

Profundizando en la rehabilitación energética
Edificio completo

La organización estadounidense Rocky Mountain Institute (RMI) ha puesto en marcha una iniciativa estratégica a la que ha denominado “RetroFit”, con la que pretende ayudar a promocionar la rehabilitación energética integral de los edificios comerciales y que puede ayudar a reducir los costes asociados a la energía de los mismos en más de un 50 %. Si desea obtener más información acerca de dicha organización, haga clic en la ficha “RetroFit”. Si desea conocer con mayor detalle los aspectos diferenciadores de la iniciativa RetroFit y las actividades que se están llevando a cabo como parte de la misma, puede leer las respuestas de Victor Olgyay (VO), el hombre al frente de dicha iniciativa, a diversas cuestiones que se le han planteado.

¿Qué criterios deben satisfacerse para este tipo de rehabilitación?

Una rehabilitación energética integral es un proceso de análisis y construcción de un edificio completo que logra ahorros energéticos muy superiores a los que es posible conseguir a partir de una rehabilitación convencional sencilla y, fundamentalmente, eleva el valor del edificio.

Victor Olgyay

VO: Un edificio debe haber “madurado” lo suficiente para una rehabilitación, y es necesario prepararse para llevar a cabo una rehabilitación exhaustiva y usar procesos de diseño integrado para ejecutarla. Una rehabilitación energética integral toma en consideración desde el acondicionamiento térmico hasta el uso de la red eléctrica, incluida, por ejemplo, la carga que introducen los equipos, que representa un factor importante en el ahorro energético total. Coordinar los análisis con las inversiones necesarias permite garantizar que una rehabilitación energética integral resulte económica, tenga lugar sistemáticamente y considere todos los elementos posibles. La mayoría de los edificios rehabilitados gozan de ahorros energéticos comprendidos entre el 8 y el 20 %, con un plazo de amortización típico de 3-5 años. Una rehabilitación energética integral proporciona ahorros del 30 % (e incluso, en ocasiones, del 50 %) con plazos de amortización similares, y propone medidas complementarias para continuar mejorando el rendimiento a lo largo de varios años.

¿Qué importancia poseen el confort y el clima interior como factores?

VO: El confort es un factor esencial. En RMI nos hemos marcado el objetivo de mejorar la calidad de los edificios. En realidad, nuestro objetivo es conseguir edificios de mejor calidad, y no edificios que presenten exclusivamente bajas emisiones de dióxido de carbono, saludables o que incorporen otro tipo de medidas. Podemos considerar el Empire State como un ejemplo de edificio que ha pasado de la clase B a la A, algo que lleva implícito un notable aumento de su valor de mercado. Lo que queremos con la iniciativa RetroFit es ayudar a conseguir diseños adecuados que mejoren la eficiencia y la calidad de los edificios, algo que hace que el valor de dichas propiedades aumente.

Espacio para el diseño

Según Victor Olgyay, los espacios de trabajo de los edificios comerciales deberían ser siempre el punto de partida de cualquier proyecto de rehabilitación energética integral. La primera pregunta que debe plantearse es la siguiente: ¿qué necesidades reales existen en este espacio (es decir, de qué deben disponer las personas que trabajan aquí)? Desde la perspectiva que le ofrece su experiencia, la respuesta a dicha pregunta no tiene por qué ser necesariamente la sustitución de los equipos o las ventanas; también podría bastar con rediseñar o redistribuir los espacios.

¿Es siempre su objetivo maximizar el ahorro energético del edificio rehabilitado?

VO: El instituto RMI se centra en los métodos más rentables para mejorar tanto los edificios como su eficiencia energética. La iniciativa RetroFit aporta ejemplos de cómo pueden realizarse inversiones estratégicas en los edificios que permitan obtener un retorno adecuado de las mismas. Habitualmente, la eficiencia es el primer parámetro que optimizamos. Casualmente, es muy frecuente que se infrautilice esta estrategia a pesar de ser la más rentable; únicamente se aprovecha todo su potencial en raras ocasiones. No obstante, también examinamos el resto de opciones disponibles. Lo que hacemos es dar a conocer a la gente todas las oportunidades que tienen a su disposición.


Con frecuencia, una rehabilitación energética integral busca reducir las cargas mejorando el cerramiento del edificio, las ventanas y otros elementos similares. Al reducirlas, es posible concentrarse en dimensionar correctamente los equipos sobre la base de un edificio eficiente. Ello, a su vez, permite minimizar la inversión en los nuevos equipos.

Victor Olgyay

¿Se refiere también al dimensionamiento adecuado de los equipos HVAC y de otros tipos?

VO: Resulta fundamental asegurarse de que el diseño se adecue a las necesidades existentes. El sobredimensionamiento es algo habitual, ya que los responsables de diseño suelen tender a guardarse las espaldas y garantizar que los sistemas funcionen correctamente en todo tipo de situaciones. Una forma de abordar este tema es asegurarse de que las cosas se hagan en el orden correcto; por ejemplo, obteniendo eficiencia antes de dimensionar los equipos HVAC. También es esencial realizar un análisis apropiado para dimensionar correctamente los equipos, en lugar de confiar en prácticas normalizadas que no suelen tener en cuenta adecuadamente las medidas de alta eficiencia.

En términos generales, en todo proceso de rehabilitación energética integral se realizarán recomendaciones que agrupen las medidas siempre que sea posible. Por ejemplo, si los equipos HVAC han alcanzado el final de su vida útil o están cerca de hacerlo, existirá la oportunidad de abordar otros aspectos del edificio (como la reducción de cargas mediante la mejora de su cerramiento) antes de dimensionar los nuevos equipos HVAC. Al agrupar las medidas para buscar un ahorro integrado puede obtenerse una mayor reducción del consumo de energía.

¿Cómo influyen las auditorías energéticas?

VO: Aportan una valiosa información de referencia. La realización de una auditoría energética completa del Empire State tenía su lógica, debido a la complejidad del edificio. Ese fue uno de los proyectos en los que trabajamos. Sin embargo, en edificios de menor tamaño es posible que tenga sentido llevar a cabo una auditoría menos exhaustiva. También puede realizarse una auditoría energética “teórica”, utilizando un software que permita calcular la eficiencia energética a partir de los patrones obtenidos mediante el análisis de las facturas eléctricas. Existen muchas herramientas disponibles que permiten obtener datos sobre eficiencia energética que puedan servir como punto de partida.

Sustituir los motores de las bombas y otros equipos puede proporcionar notables ahorros energéticos. ¿Forman parte tales medidas de una rehabilitación energética integral en todos los casos?

VO: Habitualmente así es. Una rehabilitación energética integral típica permite obtener una lista con las 10 medidas necesarias más importantes. En dicha lista normalmente se incluyen medidas como la sustitución de equipos por otros más eficientes (por ejemplo, nuevos sistemas de iluminación y motores de velocidad variable).

Arrendatarios y responsables

Victor Olgyay y la iniciativa RetroFit han participado en importantes proyectos de rehabilitación de edificios como el Empire State (de 103 plantas, con una superficie alquilable de 2.85 millones de pies cuadrados) y el ayuntamiento de Indianápolis (de 28 plantas, con una superficie bruta de 731,119 pies cuadrados). Un aspecto importante de dichos proyectos fue la importancia de tomar en consideración el papel que juegan los arrendatarios.

¿Están los arrendatarios abiertos a la rehabilitación energética integral?

AB_3_RetroFit_GETTY_112156580

VO: Son una parte muy importante. Si nos fijamos en el proyecto de rehabilitación del Empire State, al final obtuvimos una lista de ocho medidas de eficiencia energética, cuatro de las cuales debían implementarse en espacios arrendados. Para poder obtener un ahorro máximo se debe tener en cuenta a los arrendatarios, a los que es necesario que pongas de tu lado. Los arrendatarios consideran el edificio como un lugar para hacer negocios. Es importante que las obras de rehabilitación no afecten a su actividad comercial, o bien que las molestias resulten mínimas. Hemos elaborado una guía para arrendatarios que incluye las herramientas necesarias para conseguir que éstos se sumen a las iniciativas de rehabilitación energética integral. Puede acceder a dicha guía aquí.

Otra barrera con la que podemos encontrarnos es la existencia de intereses contrapuestos. Es decir, puede que el propietario del edificio no esté interesado en realizar la rehabilitación, ya que al final el arrendatario es el que paga las facturas. Se trata de un aspecto que tanto el instituto RMI como la iniciativa RetroFit abordan proporcionando información y herramientas muy completas.

¿Qué papel interpretan los responsables de las instalaciones en el proceso?

VO: Su papel también es esencial. En la práctica, es muy poco frecuente encontrar un edificio que funcione de manera óptima. En el instituto RMI somos conscientes de que se trata de un área en la que la formación resulta fundamental, por lo que dentro del marco de nuestra iniciativa impartimos formación a propietarios, ingenieros y distintos proveedores de servicios. Colaboramos con la Administración General de Servicios (GSA) del gobierno de los Estados Unidos, la agencia que gestiona los edificios gubernamentales, en la creación de programas de formación y la implantación del uso de contratos con empresas de servicios energéticos (ESE). La GSA dispone de un centro de formación de gerentes de instalaciones en el que se abordan directamente estos aspectos.

Muchas veces, parece que se espera que los responsables de las instalaciones se limiten a mantener los edificios en funcionamiento y a evitar las quejas de los usuarios. Debemos poner a su disposición herramientas y oportunidades que pongan de manifiesto la importancia de la eficiencia energética e incentiven las bonificaciones por ahorro energético.

Iniciativa RetroFit
TAB_4_RetroFit_Victor Olgyay

El repositorio de la iniciativa RetroFit actúa principalmente como “catalizador” de las rehabilitaciones energéticas integrales de los edificios comerciales existentes por toda la nación estadounidense. Las herramientas y las guías son gratuitas y están a disposición de todo el que quiera descargarlas aquí.

Toda rehabilitación energética integral conlleva, habitualmente, tres etapas:

• Planteamiento del escenario: Planificación y cuantificación de los costes de la rehabilitación energética integral del edificio en cuestión para los propietarios, inversores y usufructuarios, tomando como referencia exclusiva las características propias del edificio.

• Gestión de la rehabilitación energética integral: Incluye los componentes clave del proceso, orientados a limitar los costes, posibilitar la gestión de los riesgos y generar el máximo valor posible.

• Identificación de oportunidades de diseño: Ofrecimiento de instrucciones para identificar oportunidades de reducción del consumo energético por parte de los usuarios finales.

Factores impulsores
La iniciativa RetroFit también proporciona información completa acerca de aquellos factores que pueden impulsar la rehabilitación energética integral, determinando las situaciones idóneas para realizar un análisis completo del edificio. Entre dichos factores se incluyen, por ejemplo, el cambio de arrendatarios o propietarios o la existencia de equipos HVAC (u otros equipos) próximos al final de su vida útil.

Rocky Mountain Institute (RMI)
El RMI es una organización dedicada a la investigación, la divulgación y el asesoramiento en el campo de la sostenibilidad que presta especial atención al uso eficiente de la energía y el resto de recursos. El RMI trabaja para conseguir un uso eficiente y respetuoso de los recursos mediante transformaciones prácticas que estén en línea con las necesidades del mercado. Esta organización, fundada en 1982, sigue manteniendo su carácter de institución empresarial independiente sin ánimo de lucro. La iniciativa RetroFit es una de las propuestas de esta institución para poner en práctica el concepto denominado “Reinventing Fire”, una hoja de ruta que pretende eliminar la dependencia económica del carbón y el petróleo de aquí al año 2050. Con dicha iniciativa se pretende dar respuesta a los aspectos de dicho concepto asociados a los edificios ya existentes.

Victor Olgyay, miembro del Colegio Americano de Arquitectos (AIA)
Victor Olgyay, arquitecto colegiado, dirige las actividades del RMI vinculadas a los edificios. Posee una vasta experiencia en campos como la investigación, la planificación y el diseño arquitectónicos. Asimismo, realizó un Máster de Arquitectura en el MIT y trabajó como profesor asociado y director de investigación en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Hawái.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati