La segunda ciudad más grande de Irán incrementa su capacidad de tratamiento de aguas residuales gracias a Grundfos

La ampliación de la planta de Mashhad supone un alivio para los residentes, la industria y el río Kashf Rood, al evitar el vertido de agua sin tratar
Ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales

La ciudad de Mashhad se enfrentaba al urgente desafío de mejorar la calidad y el tamaño de sus instalaciones de tratamiento de aguas residuales. Mashhad, con más de 3 millones de habitantes, es la segunda ciudad más grande de Irán y atrae todos los años a más de 33 millones de peregrinos. La capacidad de la planta de tratamiento de aguas residuales existente era de únicamente 100,000 metros cúbicos (m3) al día.

La falta de capacidad de tratamiento de aguas residuales también afectaba a las grandes consumidoras de agua industriales, como las empresas productoras de azafrán, agracejo, cuero y alfombras.

Todo esto provocaba que se vertieran importantes volúmenes de aguas residuales sin tratar al cercano río Kashf Rood. Por este motivo, la administración municipal decidió ampliar sus redes de transporte y plantas de tratamiento de aguas residuales.

La situación
Una de las nuevas instalaciones es la planta de tratamiento de aguas residuales de Al Teymour, que se basa en el proceso Ludzack-Ettinger modificado (MLE, por sus siglas en inglés) y cubrirá las necesidades de cerca de un tercio de la población. La capacidad básica de la planta es de unos 80,000 m3 al día, para dar servicio a un total de 472,000 personas, mientras que la capacidad objetivo es de 167,000 m3 al día, para atender las necesidades de 1,000,000 de personas.

El presupuesto del proyecto es de 368.000 millones de riales iraníes (unos 10.7 millones de euros). Para llevarlo a cabo, se ha firmado un contrato de diseño, construcción y explotación (DBO, por sus siglas en inglés) entre Mashhad Water & Wastewater Co. y Kayson-Mushrif Co., con Pars Ab Tadbir Co. actuando como empresa consultora. El proyecto comenzó en 2011 y se espera que esté terminado antes de 2015.

Sadrab Sanat Co., una conocida empresa contratista del sector del agua y las aguas residuales en Irán, entró a formar parte del proyecto como subcontratista de Kayson para la adquisición e instalación de equipos hidromecánicos.

Grundfos suministró bombas SE y S de aguas residuales para la planta de tratamiento de aguas residuales de Al Teymour en Mashhad (Irán); la fotografía refleja la planta durante las obras de construcción.

La solución propuesta por Grundfos

Sadrab Sanat Co. decidió utilizar productos Grundfos, como bombas sumergibles, mezcladores y sistemas de cloración y de neutralización de cloro gaseoso (depuradores).

“Los problemas asociados a la gestión de aguas residuales a los que se enfrenta una gran ciudad como Mashhad pueden resultar abrumadores para la administración municipal”, explica Kaveh Samimi, ingeniero comercial sénior de Grundfos Irán. “Trabajamos en colaboración con la empresa de aguas, el contratista y la empresa consultora para crear una solución que diera respuesta a las necesidades de tratamiento de aguas residuales de una población muy elevada y ayudara a resolver los problemas de calidad del agua del río Kashf Rood”.

El pedido incluyó 31 bombas sumergibles de aguas residuales de diferentes tamaños y con distintos accesorios, 11 mezcladores AMG con accesorios, 3 sistemas de cloración con una capacidad de 40 kg/h cada uno de ellos y un sistema de neutralización con capacidad para tratar 1,000 kg de cloro gaseoso.


“Los productos Grundfos han demostrado una capacidad y un rendimiento excepcionales”.

Amir Soofi, consejero delegado de Sadrab Sanat Co.

Grundfos suministró sus bombas SE1 de aguas residuales con el nuevo impulsor S-tube® para la nueva planta de tratamiento de aguas residuales de Mashhad (Irán).

El resultado

“Los productos Grundfos han demostrado una capacidad y un rendimiento excepcionales”, afirma Amir Soofi, consejero delegado de Sadrab Sanat Co. “El proceso de selección de estos productos resultó extraordinariamente sencillo, ya que tuvimos acceso a toda la documentación que necesitábamos. Aunque se requerían muchos productos diferentes, el proceso de especificación se llevó a cabo de forma eficaz, tal y como cabe esperar de uno de los principales fabricantes europeos”.

Esta planta es uno de los cuatro proyectos actuales planificados para mejorar la recogida de aguas residuales de la ciudad de Mashhad. La planta cubre las necesidades del 30 % de la población y, cuando finalicen los otros proyectos, se habrá completado la infraestructura de aguas residuales de la ciudad.

Si desea obtener más información sobre las soluciones de tratamiento y transporte de aguas residuales de Grundfos, consulte nuestras páginas de información.

Productos suministrados:

• 17 bombas SE1 de aguas residuales con impulsor S-tube®
• 2 bombas SEV de aguas residuales con impulsor SuperVortex
• 12 bombas S de aguas residuales para aplicaciones de elevado caudal y alto rendimiento
• 11 mezcladores AMG
• 3 sistemas de cloración con una capacidad de 40 kg/h cada uno
• 1 sistema de neutralización con capacidad para 1.000 kg de cloro gaseoso

 





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati