Ahorro energético: el momento de la verdad

Ahorro energético: el momento de la verdad
Descripción del caso: Yokohama Rubber
TAB_1_L1300900.jpg

Tras realizar una auditoría de bombas en la empresa Yokohama Rubber, se comprobó que podía conseguirse un ahorro potencial de energía superior al 50% mediante la sustitución de bombas anticuadas y sobredimensionadas. Las actuaciones llevadas a cabo demostraron que no eran simples palabras.

A finales de 2009, Tsumoru Yamashita, director comercial de Grundfos Japón, recibió una llamada de uno de sus distribuidores. Este le preguntó si podría acompañarle en la visita a un cliente (Yokohama Rubber, una importante empresa japonesa fabricante de neumáticos) para cerrar un acuerdo de sustitución de una bomba de otro fabricante que se había averiado.

La respuesta de Yamashita fue afirmativa. Una vez en la fábrica de Yokohama Rubber ubicada en Shinshiro, en las colinas del centro de Japón (una de las cinco fábricas de neumáticos que la empresa posee en Japón), observó algo interesante. Yamashita se dio cuenta de que las principales bombas de agua que utilizaban para refrigerar la línea de producción de la fábrica tenían como mínimo una antigüedad de tres décadas.Propuso realizar una auditoría de bombas a Kenichi Hattori, ingeniero jefe de Yokohama Rubber, y éste aceptó.

Básicamente, en una auditoría de bombas se analiza la eficiencia de un sistema, registrando los valores de caudal, presión y consumo de potencia. Los resultados de la auditoría demostraron que Grundfos podía permitirles conseguir un ahorro de energía del 51 % sustituyendo las bombas existentes. Kenichi Hattori tenía dudas. Recortar el consumo de energía a la mitad parecía una promesa disparatada, pero finalmente decidió dar el visto bueno a las mejoras.

Tengo asignadas dos partidas presupuestarias para el funcionamiento de las calderas”, señala. “La partida de mayor cuantía es para la reparación y sustitución de las bombas dañadas o averiadas, pero también dispongo de fondos para sustituir bombas con el fin de ahorrar energía. Esa no es mi máxima prioridad, ya que la fiabilidad es el factor más importante para nosotros. Sin embargo, tras la auditoría de bombas, decidí dar el visto bueno y sustituir las bombas antiguas”.

FOTOGRAFÍA: Kenichi Hattori, ingeniero jefe de Yokohama Rubber


“La auditoría de bombas nos abrió los ojos a importantes ahorros energéticos en una de nuestras principales áreas comerciales. Es un área en la que estoy seguro de que podemos continuar progresando”.

Masaki Noro, director general de Yokohama Rubber.

TAB_1_L1300911.jpg

FOTOGRAFÍA: Durante el primer año, las nuevas bombas permitieron a Yokohama Rubber reducir su factura eléctrica en más de 4 millones de yenes (40,000 euros).

 

TAB_1_L1300926.jpg

FOTOGRAFÍA: La fábrica que Yokohama Rubber tiene en Shinshiro produce diariamente 40,000 neumáticos.

Del escepticismo al ahorro
El responsable del servicio técnico de Grundfos, Hiroki Inoue, y su equipo, llevan a cabo anualmente más de 400 auditorías de bombas en Japón. Afirma que el equipo comercial de la empresa se enfrenta a menudo al escepticismo de los potenciales clientes cuando les informan acerca del posible ahorro de energía, pero en cuanto comprueban en qué nivel puede afectar eso a su cuenta de resultados, deciden probar.

“Los datos que obtenemos permiten conocer el posible ahorro de energía, algo que los clientes traducen de forma inmediata en ahorro económico”, señala. “Realizamos otra auditoría para Yokohama Rubber tras la instalación de las cuatro primeras bombas Hydro MPC-EF y obtuvimos los resultados que habíamos previsto: un 51 % de reducción del consumo energético”, añade. Durante el primer año, las nuevas bombas permitieron a Yokohama Rubber ahorrar más de 4 millones de yenes (aproximadamente 40,000 euros).

Al comprobar el importante ahorro que ofrecían las nuevas bombas, Kenichi Hattori y Masaki Noro, director general de la fábrica de Shinshiro, buscaron nuevas oportunidades de mejora y aumento de la eficiencia. En agosto de 2011, adquirieron cinco bombas más para la fábrica de Shinshiro, que aportaron un ahorro del 52 % en una de las instalaciones y del 39 % en la otra. A pesar de las dudas iniciales acerca de que las bombas de Grundfos pudieran conseguir un ahorro de energía tan importante, Kenichi Hattori abrazó la fe. “Ya han pasado más de dos años desde que instalamos las primeras bombas y estoy convencido de que el señor Yamashita no me mentía”, bromea mientras sonríe a Yamashita.

Nuevas mejoras
Kenichi Hattori compartió los resultados obtenidos con otras fábricas de Yokohama Rubber. Los ingenieros de la fábrica de Hiratsuka compraron e instalaron una bomba TP200-400/4 de Grundfos, una inversión que la empresa amortizó en un año, en parte porque los cálculos de los ingenieros de Grundfos indicaron que un motor de 55 kW (mucho más pequeño que el anterior, de 95 kW) bastaba para que la bomba pudiera realizar su trabajo. Yamashita cree que Grundfos se encuentra en una buena posición para ayudar a Yokohama Rubber a reducir sus costes y su consumo de energía. “Las primeras bombas que instalamos consiguieron un ahorro de energía del 51 %, aunque en realidad esa fue la menor de las mejoras de rendimiento que conseguimos en todos nuestros proyectos en la fábrica”, afirma. “En la siguiente instalación redujimos el consumo de energía de las bombas en un 54 %, mientras que en la tercera lo hicimos en un 53 %”.

Acerca de Yokohama Rubber
TAB_2_L1310621.jpg

Yokohama Rubber Co. es una empresa fundada en 1917 que originalmente se dedicaba a la fabricación de neumáticos. En la actualidad, también fabrica productos y materiales para los sectores industrial y aeroespacial. Sus ventas anuales alcanzan los 465.1 miles de millones de yenes (4.57 miles de millones de euros). Yokohama Rubber posee instalaciones de fabricación y ensayo en nueve puntos de Japón, así como en los Estados Unidos, China, Tailandia, Vietnam y Filipinas. La fábrica de Shinshiro se encuentra operativa 24 horas al día durante 347 días al año. En ella, cerca de 1,500 trabajadores fabrican diariamente 40,000 neumáticos.

FOTOGRAFÍA: Yokohama Rubber fabrica neumáticos, así como materiales para los sectores industrial y aeroespacial.

Equipos Grundfos
TAB_3_L1300860.jpg

• Sistema elevador de presión Hydro MPC-EF 4 CR 90-2-1.
• Sistema elevador de presión Hydro MPC-E 3 CRE 32-6.
• Bombas TP 200-400/4.
• Bombas CR 64-1-1.
• Sistemas de control CU 351.

FOTOGRAFÍA: El nuevo sistema elevador de presión Hydro MPC de Grundfos utiliza menos de la mitad de la energía que empleaban las antiguas bombas encargadas de refrigerar la línea de producción de Yokohama Rubber Co.

Acerca de las auditorías de bombas
TAB_4_L1300864.jpg

FOTOGRAFÍA: Manómetros en la fábrica de Yokohama Rubber Co. en Shinshiro (Japón).

 

Haga clic aquí para obtener más información acerca de las auditorías de bombas y energéticas de Grundfos.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati