Tratamiento primario

Resumen

Resumen

Estación de filtración

Las aguas residuales brutas contienen una gran cantidad de elementos de tamaño considerable, como papel higiénico, material textil, servilletas, bolsas de plástico y fragmentos de madera. El primer paso dentro del proceso de tratamiento es la eliminación de dichos materiales con el fin de evitar que puedan obstruir los equipos mecánicos existentes en la planta de tratamiento de aguas residuales y provocar su funcionamiento incorrecto. Por ese motivo, la estación de filtración es la primera etapa del tratamiento mecánico de las aguas residuales.

Un lavado adecuado del material retenido consigue reducir notablemente la cantidad de residuos y evita los problemas de olores. Grundfos pone a su disposición soluciones de bombeo y control que le permitirán conseguir un lavado eficaz de los filtros, garantizando un funcionamiento fiable de su estación de filtración.

La gama de sistemas elevadores de presión de etapas múltiples Hydro MPC de Grundfos permite gestionar con facilidad las zonas de presión existentes y, en combinación con nuestra gama de sensores de nivel, garantiza un lavado eficaz de toda la estación de filtración.

Eliminación de arenas finas y gruesas y grasas

Tras filtrar las aguas residuales para eliminar los materiales de mayor tamaño, el siguiente paso dentro del tratamiento mecánico es la eliminación de las arenas y las grasas. La eliminación de estas antes del inicio del tratamiento biológico resulta fundamental para garantizar un funcionamiento correcto de la planta de tratamiento de aguas residuales.

La solución más habitual es utilizar una cámara desarenadora y desengrasadora aireada, en la que la aireación funciona continuamente con el objetivo de mantener suspendida la materia orgánica y permitir la separación de las arenas y las grasas por sedimentación y flotación, respectivamente. Si las arenas no se eliminan y llegan a la etapa de clarificación primaria (o incluso a etapas posteriores a esta dentro de la planta de tratamiento) podría producirse un aumento importante de las obstrucciones y del desgaste de los equipos.

Para poder separar las arenas es necesario disponer de bombas robustas y duraderas. Las bombas de las gamas SE/SL y S de Grundfos con impulsores Vortex están específicamente diseñadas para ofrecer un uso duradero y una gestión adecuada de grandes caudales de aguas residuales, y pueden instalarse tanto en seco como sumergidas. Le ofrecen la fiabilidad que necesita para garantizar un funcionamiento en condiciones seguras. Grundfos pone a su disposición sistemas de difusores capaces de generar burbujas de tamaño pequeño o grande que permiten aportar grandes caudales de aire a los procesos de separación de arenas y grasas.

Tanque de homogeneización

El tanque de homogeneización es el lugar en el que puede almacenarse el exceso de aguas residuales durante los episodios de lluvia torrencial. Los tanques de homogeneización pueden ser un método eficaz de optimización de costes en las plantas de tratamiento de aguas residuales, ya que permiten reducir las dimensiones de los tanques de tratamiento y garantizan una carga hidráulica constante a través de aquellas.

Grundfos pone a su disposición una gama de soluciones de bombeo y control, así como mezcladores y equipos de limpieza que, en conjunto, garantizan un funcionamiento fiable y automático de los tanques de tormenta. Una vez disminuya la carga hidráulica y disponga de la capacidad necesaria, podrá volver a poner en movimiento las aguas residuales de manera perfectamente eficiente.

Pueden diseñarse tanques de tormenta que tengan prácticamente cualquier tamaño y forma. El afluente y el efluente de un tanque de tormenta pueden gestionarse por gravedad, mediante un sistema de bombas o utilizando una combinación de ambos, en función de las características hidráulicas del sistema. Grundfos dispone de las bombas necesarias para dar respuesta a estas enormes exigencias. Las bombas de las gamas SE/SL, S y KPL/KWM de Grundfos están específicamente diseñadas para el uso duradero con grandes caudales y pueden instalarse tanto en seco como sumergidas. La gama de sensores de nivel de Grundfos le garantiza que su sistema de bombas pueda controlar las posibles variaciones de las necesidades de rendimiento, asegurando un transporte óptimo de las aguas residuales hasta y desde el tanque de homogeneización.

Disponer de tanques de homogeneización que permitan una mezcla eficaz y puedan limpiarse eficientemente resulta fundamental para minimizar los costes operativos y evitar los problemas de olores. La gama de hidroeyectores RainJet de Grundfos está específicamente diseñada para estas aplicaciones; estos dispositivos poseen un diseño robusto y facilitan la realización de las operaciones de servicio y mantenimiento. Los hidroeyectores RainJet pueden instalarse de manera independiente o en combinación con un mezclador AMD, de diseño robusto y duradero.

Los sistemas de control y monitorización de Grundfos aumentan el potencial de mejora de la eficiencia y la fiabilidad. Grundfos, además de equipos de velocidad variable de la gama CUE, también suministra sistemas de protección de motores MP204 que permiten monitorizar las condiciones existentes en estos y garantizar que funcionen de forma óptima.

Clarificación primaria

Tras el tratamiento mecánico comienza la clarificación primaria, cuyo fin es reducir la carga orgánica de las aguas residuales antes de que estas pasen al tratamiento biológico. Simplemente mediante la sedimentación por gravedad de las partículas se puede eliminar una parte importante de las impurezas orgánicas presentes en las aguas residuales, siendo este un modo económico de reducir las dimensiones y el coste de las instalaciones de tratamiento biológico.

En la clarificación primaria es importante conseguir unas condiciones de sedimentación óptimas, por lo que el diseño de las condiciones de caudal y la velocidad del agua se realiza con el fin de favorecerlas. Al material sedimentado en la clarificación primaria se le suele denominar fango primario; dicho material se bombea desde los clarificadores primarios hasta las instalaciones de tratamiento de fangos. Las bombas de las gamas SE/SL y S de Grundfos con impulsores Vortex están específicamente diseñadas para ofrecer un uso duradero y una gestión adecuada de grandes caudales de aguas residuales, y pueden instalarse tanto en seco como sumergidas.

Con el fin de aumentar la eficiencia y mejorar la sedimentación de los fangos se pueden añadir productos químicos y polielectrolitos, que consiguen separar hasta el 80 % de los sólidos suspendidos. Grundfos puede suministrarle sistemas completos de bombas dosificadoras para volúmenes grandes o pequeños que incorporan distintas tecnologías para aplicaciones de precipitación, floculación y ajuste del pH, además de sistemas completamente automatizados y controlados por PLC que permiten gestionar la preparación y la dosificación fiable de coagulantes orgánicos o polielectrolitos.

Grundfos puede proporcionarle la asistencia especializada que le ayudará a cumplir sus objetivos de rendimiento, desde la identificación inicial de las necesidades existentes hasta la selección, la instalación, el funcionamiento y el mantenimiento de las soluciones de bombeo y dosificación. Los contratos de puesta en servicio de Grundfos le garantizan que la instalación se realice correctamente, mientras que los contratos de servicio cubren todo tipo de eventualidades, desde el mantenimiento rutinario hasta el suministro de repuestos.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati
Contacto
Ventas

Teléfono

+52 81 81 44 40 00

Fax

+52 81 81 44 40 10

Dirección

Boulevard TLC # 15
Parque Industrial Stiva - Aeropuerto
Apodaca, Nuevo León
México CP 66600

Servicio Técnico

Teléfono

(+52) 81 8144 4000