Válvula de mariposa

Una válvula de mariposa es un caso particular de una familia de válvulas denominadas válvulas de un cuarto de vuelta. La "mariposa" es un disco de metal montado en una varilla.

Cuando la válvula se cierra, el disco gira de tal forma que bloquea completamente el paso.

Cuando la válvula se cierra, el disco gira de tal forma que bloquea completamente el paso.

Cuando la válvula se encuentra totalmente abierta, el disco habrá girado un cuarto de vuelta y permite el paso, casi sin restricciones, del fluido. Del mismo modo, la válvula se puede abrir de manera gradual para regular el caudal. A diferencia de las válvulas de bola, la placa siempre se encuentra dentro del fluido, por lo que siempre se induce una caída de presión en el caudal con independencia de la posición de la válvula.

El nombre de la válvula de mariposa deriva de la “imagen en forma de mariposa” que parece formarse cuando gira.

La válvula de mariposa se utiliza mucho en la industria química, sistemas de tratamiento de aguas residuales y suministro de agua.

La válvula se ha diseñado con el fin de que el medio que fluye no tenga que entrar en contacto con las partes metálicas móviles de la válvula. El asiento de la válvula puede fabricarse en diversos materiales para adaptarse a cualquier tipo de medio.

Las válvulas de mariposa son muy robustas y necesitan poco mantenimiento.

Las válvulas de mariposa suelen estar disponibles en tamaños medio-grande a muy grande (DN 40–600).





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati