Calentador de convección

Un calentador de convección es una superficie de calentamiento que transfiere calor mediante convección, principalmente. La convección es el proceso por el cual se transfiere el calor cuando el aire más frío fluye sobre la superficie caliente de un material sólido.

Un calentador de convección es una superficie de calentamiento que transfiere calor mediante convección, principalmente. La convección es el proceso por el cual se transfiere el calor cuando el aire más frío fluye sobre la superficie caliente de un material sólido.

Un calentador de convección consta de placas de calentamiento llenas de agua, dotadas de aletas corrugadas, que crean una superficie global de gran tamaño, aumentando así su capacidad para transferir calor al aire por convección. Más del 90 % de la energía calorífica de un calentador de convección se transfiere al aire por convección.

Los calentadores de convección se utilizan con frecuencia en lugares donde no existe suficiente espacio para los radiadores. La cantidad de energía calorífica transferida por un calentador de convección disminuirá si se instala en ubicaciones donde el flujo de aire se encuentra limitado. La transferencia de calor disminuirá aprox. en un 20–25 % cuando se instale en un hueco y entre 15-20 % si se localiza justo debajo del techo. Cuando el calentador de convección se instala bajo el techo también existe el riesgo de que se produzca un elevado gradiente de temperaturas en la habitación, ya que se formará una capa de aire estático caliente bajo el techo. La ausencia de calor a nivel del suelo puede resultar incómoda para los pies o aumentar la posibilidad de que se produzcan corrientes de aire en el suelo.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati