Grado-día

El grado-día es la medida de la cantidad de frío (o calor) en un determinado periodo de tiempo y, como consecuencia, la cantidad de energía que se necesita para calentar (o enfriar) un edificio.

Los grados-día pueden ayudar a los consumidores a comparar el consumo energético por mes o año con un mes o año normal. El cálculo de los grados-día se efectúa midiendo tanto la menor como la mayor temperatura externa (Tmin y Tmax) que se han producido en un día determinado (de medianoche a medianoche).

A continuación, se estima una temperatura media para dicho día en base a estas medidas y se utilizan en los cálculos junto con una temperatura base (Tbase). Esta temperatura (Tbase), que difiere de una región a otra, representa una temperatura con la que no resulta necesario enfriar o calentar un edificio. Por ejemplo, 17 °C se utiliza normalmente en Dinamarca mientras que 15,5 °C es la norma en el Reino Unido.

Estos grados-día a nivel diario se pueden sumar entre sí obteniendo valores correspondientes a semanas, meses, años y estaciones.

El cálculo de los grados-día de calor para un día determinado se lleva a cabo utilizando la fórmula mostrada a la derecha, donde Dh y Dc indican grados día de calefacción y grados-día de refrigeración, respectivamente.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati