Calefacción urbana

La calefacción urbana hace referencia a los sistemas de calefacción basados en agua en los que existe una distancia considerable entre el lugar donde se genera el calor (central térmica ) y el lugar donde se consume el calor (el edificio).

La calefacción urbana hace referencia a los sistemas de calefacción basados en agua en los que existe una distancia considerable entre el lugar donde se genera el calor (central térmica ) y el lugar donde se consume el calor (el edificio).

La calefacción urbana ha ido aumentando en popularidad en todo el mundo, y se puede encontrar en la mayoría de grandes ciudades.

En las centrales térmicas, el gas producto de la combustión sufre un tratamiento excepcionalmente avanzado antes de ser liberado al medio ambiente. Este hecho se ha convertido en un factor importante a la hora de mejorar la calidad del aire en las ciudades.

Los sistemas de calefacción urbana constan de:

  • un sistema de generación (central térmica)
  • un sistema de distribución (tuberías subterráneas)
  • una solución de usuario (sistema de calefacción individual en casa del usuario)

Como norma general, el calor se produce en las centrales térmicas, donde se quema el combustible fósil (carbón, petróleo, etc.) u otros combustibles alternativos (paja, astillas de madera). Algunas de las centrales térmicas también utilizan sistemas basados en la energía solar.

La generación de calor también se suele combinar con la generación de electricidad en la misma central térmica.

Desde la central térmica se envía el calor a través de las tuberías de transmisión hacia las subestaciones del intercambiador de calor.

El calor se distribuye entre la central térmica y la subestación del intercambiador de calor a una temperatura superior a los 120°C.

En la subestación el intercambio de calor se suele producir alrededor de los 90°C . A continuación, el calor se transfiere por el sistema de distribución (tuberías) a los usuarios.

Uno de los inconvenientes de la calefacción urbana es que las largas distancias existentes entre la central térmica y el usuario provocan grandes pérdidas de calor.

La conexión a la calefacción urbana puede efectuarse directamente o mediante un sistema indirecto.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati