Corrosión por erosión

La corrosión por erosión es un proceso que implica corrosión y erosión.

En general, la corrosión metálica implica la degradación de la superficie metálica.
La corrosión se produce de varias formas, que van desde ataques uniformes sobre toda la superficie hasta ataques locales agudos.

La velocidad del ataque de corrosión se acelera con el movimiento relativo de un líquido corrosivo y una superficie metálica. El ataque se produce en áreas de alta velocidad o caudal turbulento. Los ataques de corrosión por erosión se caracterizan por surcos con un patrón direccional.

Ejemplos de metales sujetos a corrosión por erosión:

  • Bronce en agua marina
  • Cobre en agua




    Facebook Twitter LinkedIn Technorati