Intercambiadores de calor

Los intercambiadores de calor se utilizan en los sistemas de calefacción para separar dos fluidos y transferir el calor entre ellos.

Los intercambiadores de calor se utilizan para transferir calor de un fluido a otro. Este artículo sólo describe la transferencia de calor desde un líquido a otro. Sin embargo, en los sistemas HVAC también son típicos los intercambiadores de calor gas-líquido y gas-gas.

Existen dos tipos principales de intercambiadores de calor líquido-líquido:

  • Intercambiadores de calor de placas
  • Intercambiadores de calor de tubo

Los intercambiadores de calor se utilizan en los sistemas de calefacción para separar dos fluidos y transferir el calor entre ellos. Un ejemplo de este tipo de aplicación es un sistema de calefacción urbana indirecta. En este caso, el intercambiador de calor se instala justo a la salida de la tubería de suministro en la entrada del edificio. El calor se transfiere desde el agua de calefacción urbana del lado primario al lado secundario a través del intercambiador. De esta forma, el agua del sistema de calefacción del edificio nunca entrará en contacto directo con el agua de calefacción urbana.

Los intercambiadores de calor de placas se utilizan en gran medida en la producción de agua caliente doméstica, por su eficiencia y su ahorro de espacio en comparación con los depósitos de agua caliente.

Existen numerosos tipos de intercambiadores de calor, y se pueden clasificar según su propósito, tal como líquido/líquido, líquido/gas y gas/gas. También pueden clasificarse de acuerdo a su patrón de caudal, tal como opuesto, paralelo y de caudal transversal.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati