Intercambiador de agua caliente

Se utiliza un intercambiador de agua caliente para la producción de agua caliente doméstica. El intercambiador de agua caliente se puede conectar a un sistema de calefacción central o urbana.

Existen diferentes tipos de intercambiador de agua caliente, los más frecuentes son los intercambiadores de calor de placa atornillada y los intercambiadores de calor de placa soldada. También existen otros tipos de intercambiadores, tales como los intercambiadores de calor de tubo. Sin embargo, estos últimos se utilizan con poca frecuencia en la producción de agua caliente doméstica

En un intercambiador de calor de placas, el agua fría pasa a través de pequeños canales. Los dos líquidos están separados por placas. Se utiliza un intercambio de calor a contracorriente, que aumenta la eficacia del intercambiador, aumentando la refrigeración del medio que lleva de calor.

Algunos intercambiadores de agua domésticos tienen una conexión adicional sobre el lado secundario. Esta configuración permite la conexión directa al intercambiador de la recirculación del agua caliente doméstica.

Los intercambiadores de agua caliente doméstica suelen ser muy compactos y eficaces. La desventaja es que necesitan una capacidad de potencia calorífica instalada relativamente grande y tienen una pérdida de presión relativamente elevada. Además, el intercambiador de placa resulta muy sensible a los depósitos de limo.Por ello, puede resultar necesario eliminar el limo de forma periódica.

A medida que los edificios comienzan a ser más eficientes desde el punto de vista energético, su demanda calorífica se va reduciendo. Esto significa que la producción de agua caliente doméstica representa un elevado porcentaje de la carga calorífica total del edificio. Los intercambiadores de agua caliente doméstica representan cargas caloríficas relativamente grandes, por lo que muchas compañías de servicio público no permiten su uso aislado.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati