Válvula de solenoide

Las válvulas de solenoide se utilizan en gran medida para controlar el calor o la refrigeración en consumidores ON/OFF. Se introduce una corriente eléctrica dentro de un campo magnético, lo que abre o cierra la válvula de forma mecánica.

Las válvulas de solenoide son tipos de válvulas que se utilizan en aplicaciones para refrigerantes, gas, vapores y líquidos.

El principio de funcionamiento consiste en la aplicación de una corriente eléctrica a una bobina que crea un campo magnético. Se convierte en energía mecánica que, a su vez, abre o cierra la válvula de forma mecánica. Se trata de un principio muy fiable y barato, que se utiliza en gran medida en aplicaciones con consumidores ON/OFF.

Las válvulas de solenoide pueden funcionar como componentes en línea, y como piloto para válvulas de mayor tamaño.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati