Filtros

Los filtros están integrados en los sistemas de calefacción y refrigeración para filtrar impurezas del líquido circulante.

Los filtros de aspiración están integrados en los sistemas de calefacción y refrigeración para filtrar impurezas del líquido circulante. Las impurezas están formadas por desperdicios, envases y materiales que entran en las tuberías durante el funcionamiento. Los depósitos de suciedad/óxido o materiales del líquido se pueden desplazar y, posteriormente, extraer del sistema. En los sistemas de calefacción urbana, los depósitos/materiales se pueden introducir también desde la red de suministro

Los filtros se sitúan por delante de los contadores y válvulas de control para evitar que las impurezas dañen estos elementos o provoquen su cierre. Para determinar en qué momento es necesario limpiar un filtro, se puede montar un medidor de presión a cada lado del filtro para monitorizar la caída de presión. Observe que, con frecuencia, los proveedores de calefacción urbana exigen que los filtros se sitúen por delante del contador de consumo, para protegerlo contra depósitos/materiales de la red de suministro, y que también prohíben la instalación de indicadores de presión cerca del contador. Además, las válvulas de corte deberán ubicarse tan cerca como sea posible a cada lado del filtro, para minimizar la cantidad de agua que hay que drenar durante la limpieza..





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati