Subenfriado

Subenfriado es una expresión técnica para un refrigerante en fase líquida a una temperatura inferior a la correspondiente temperatura de evaporación, a la presión actual.

Evaporación y fase gaseosa
El agua a una presión de 1 bar y por debajo de los 100°C se encuentra en estado líquido, se produce su evaporación a 100°C y por encima de 100 °C se encuentra en estado de vapor (gas); del mismo modo, todos los refrigerantes tienen fases similares de líquido, evaporación y gas.
 
La temperatura de ebullición de un refrigerante depende de la presión, cada presión se encuentra relacionada con una determinada temperatura de ebullición, por ejemplo el amoniaco R717 a 2,9 bares hierve a -10°C y a 11,7 bares lo hace a 30°C.

Si, por ejemplo, el amoniaco se encuentra a 25°C a una presión de 11,7 bares, se encontrará subenfriado 5°C por debajo de la temperatura de ebullición de 30°C.

Ventajas del subenfriado
En las plantas de refrigeración tener un líquido subenfriado presenta una importante ventaja. Si la línea del líquido está expuesta a un flujo de calor, existe el peligro de que el líquido comience a expandirse antes de llegar a la válvula de expansión térmica, se produzca una evaporación instantánea y el evaporador no cumpla con su labor. Sin embargo, el líquido subenfriado puede acumular energía reduciendo el riesgo de que aparezca súbitamente gas.





    Facebook Twitter LinkedIn Technorati